Albaricoque, precursor de la fruta de verano

Albaricoque en flor
Foto: Wikipedia
El albaricoque es el fruto de un árbol caducifolio (Prunus armeniaca), que alcanza entre los 3 y los 6 m. de altura. Se cree que es originario de la zona de Asia Central, de Armenia concretamente, de donde recibe su nombre científico. Parece ser que fue introducido en Europa por los griegos alrededor del siglo V a.C. y posteriormente fueron los romanos los que contribuyeron a su propagación. Se le conoce por multitud de nombres: albaricoque, damasco, alberge, albérchigo, aprisco, mayuelo, chabacano, albercoquero y existen más de 2.000 variedades. Es la fruta que, junto a la cereza, da el pistoletazo de salida a las frutas del verano, aparece en los mercados a principios o mediados de abril y dura hasta finales de agosto y septiembre, aunque esta temporada todo este tipo de frutas de las llamadas «de hueso» llegarán a nosotros con 15 o 20 días de retraso debido a los intensos fríos de finales del invierno. 
Presenta tonalidades amarillas, blancuzcas, anaranjadas o rojizas y en general su carne es jugosa y dulce con matices ácidos. A partir

Albaricoque Galta Roja
Foto: Infoagro.com

de septiembre y durante las fiestas navideñas es muy consumido en estado de desecación y se conoce con el nombre de «Orejones».

Es una fruta pequeña, redonda u ovalada, que raramente tenía más de 6 cm de longitud o 4-5 cm de diámetro, aunque en los últimos años se están viendo nuevas variedades varios centímetros más gordas, casi del tamaño de melocotones pequeños.
Suele madurar bien y rápido, por lo que es aconsejable consumirla rápidamente cuando comience a ceder a la presión de los dedos, que es indicativo de su madurez.

El mayor productor mundial de albaricoques es Turquía, donde se comercializa muchísimo en su forma de «orejones», seguido por Irán, Uzbekistán y Argentina. En España es Murcia la provincia que más produce con más de 10 mil hectáreas dedicadas a su cultivo, la

Albaricoques Galta Roja
Foto: Mi Móvil

siguen Valencia y Albacete. También se producen en Cataluña y Aragón.

Propiedades:
  • Antisépticas. En Asia se usa para el tratamiento de enfermedades respiratorias.
  • Diuréticas. Por su alto contenido en potasio, que es un mineral muy beneficioso para tratamientos de enfermedades óseas, cardiovasculares y de hipertensión arterial.
  • Antioxidantes. Debido a la presencia de beta-carotenos, que además se transforman en vitamina A en nuestro organismo.
  • Intestinales. Posee un alto contenido en fibra que le hace muy recomendable en dietas de adelgazamiento y en enfermedades gastrointestinales.
  • En forma de aceite se utiliza para el tratamiento de la piel.
  • En cosmética se emplea en la elaboración de mascarillas nutritivas para el cutis.
  • Albaricoque Temprano
    Foto: Fco.Salado
  • Moderar su consumo en caso de enfermedades renales debido al ácido oxálico que contiene.
Entre las variedades más conocidas y comercializadas en nuestro país podemos destacar:
  • Temprano. Es de los primeros en aparecer en el mercado, de ahí su nombre. Son blanquecinos tirando a amarillentos cuando maduran. Son pequeños, no muy dulces y algo insípidos. A veces se suelen llamar así a
    Albaricoques Currot
    Foto: Infoagro.com

    muchos de los albaricoques que aparecen a primeros de mayo.

  • Currot. Es la variedad más temprana que aparece en el mercado, últimos de abril a primeros de mayo. Son pequeños, de piel blanco-rosácea, carnosos y poco dulces. Se premaduran antes de su comercialización por su escaso valor gustativo.
  • Búlida. Frutos medianos que aparecen a últimos de
    Albaricoque Búlida
    Foto: Infoagro.com

     mayo o primeros de junio. Carne amarillo-naranja, jugosa y dulce con toques ácidos.

  • Canino. Se cosechan en mayo-junio y son frutos grandes y redondos de un color amarillo-naranja. Su carne es jugosa, de sabor algo soso aunque agradable. Se conservan bien y aguantan el transporte, de ahí que resulte interesante su comercialización. Su aspecto es muy parecido al búlida.
  • Mitger. Se recolecta a finales de mayo y destaca por
    Albaricoque Mitger
    Foto: Alberolaviveros.com

    el tamaño de su fruto, de 50 a 60 mm de diámetro. Su piel es fina y aterciopelada. La carne es blanca, muy jugosa y dulce. El color es amarillo con una «chapa» rojiza. La principal producción se realiza en Castellón.

  • Mauricio. Aparece también durante el mes de mayo, es de considerable tamaño y algo achatado. Su piel es de un color amarillo claro, su carne es blanca, firme, jugosa y dulce.
  • Galta Roja. Es el albaricoque más comercializado y consumido en España. Tiene buen tamaño y madura
    Albaricoques Galta Roja
    Foto: Mi Móvil

    rápida y uniformemente. Se parece mucho al mitger, la piel es amarilla con chapa roja, la carne es ligeramente anaranjada, muy dulce y jugosa. Para mi es el mejor junto con el moniquí y el pepito, aunque estos últimos son más dulces y su carne menos jugosa.

Albaricoque Pepito
Foto: Fco.Salado

Pepito. Suele recolectarse después del Galta Roja. Su forma es ovalada y ligeramente achatada. Tiene un gran tamaño y puede alcanzar los 10 cm de longitud. Tiene un bonito color amarillo-anaranjado. Su pulpa es compacta y no muy jugosa. Su sabor es muy dulce y agradable. Madura de forma lenta, por lo que yo aconsejo comprarlos ya maduros y consumirlos rápidamente.

    Albaricoque Moniquí
    Foto: Infoagro.com
  • Moniquí. Es de los más tardíos, llegando al mercado a últimos de junio o primeros de julio. Tiene también un gran tamaño, es de forma ovalada y algo aplastado. Su color es blanquecino y a veces con un tono rosáceo. Su carne es blanca, poco jugosa y muy dulce. Es muy conocido y apreciado en España. También es conveniente comprarlo maduro.
  • Paviot. Aparece en los mercados durante los meses de
    Albaricoques Paviot
    Foto: www.flores.ninja

    julio y agosto. Es un fruto muy grande, tanto como los pepitos y muy parecidos en su forma pero no en su color, estos se visten de un color anaranjado tirando a rojo intenso en su madurez. Su carne es amarilla, muy fina y aromática, dejando un agradable sabor en la boca. No son muy jugosos. Actualmente está tendiendo a desaparecer.


En esta página tienes muchas más variedades con sus fotos correspondientes por si te pica la curiosidad.

Es una fruta poco calórica (50 kcal. por cada 100 g), 85 g de agua, 9 g de azúcar y 2 g de fibra. En vitaminas destaca la C, con 10 mg y en cuanto a minerales sobresalen los 260 mg de potasio, los 12 mg de calcio, los 25 mg de fósforo y los 10 mg de magnesio. Nos aporta también 1.5 g de proteínas. Todos estos valores siempre por cada 100 g de fruta comestible que, dicho sea de paso, está muy recomendada para niños, deportistas y mujeres en estado de gestación.

Source: blog frutas y hortalizas