Cebolla, cura y hace llorar

Inflorescencia de una cebolla
Foto: Wikipedia

La cebolla es una planta herbácea bianual, cultivada de forma anual, cuya base es un bulbo formado por muchas capas u hojas carnosas y blancas que cumplen la función de almacén de nutrientes de la planta. De este bulbo salen a su vez unas hojas verdes, acanaladas y huecas que pueden alcanzar más de un metro de altura. 

La cebolla pertenece al género Allium, su nombre científico es Allium cepa y forma parte de la familia de las Liliáceas. En este género podemos incluir también hortalizas como el puerro, los cebollinos, los ajos o las cebolletas. Estos bulbos son redondos o elipsoidales, tienen un diámetro entre 3 y 12 cm y un peso medio aproximado de 50 a 300 g. Se pueden consumir en fresco, con sus hojas verdes, o dejándolas secar, para ello se les quitan las hojas y se deja solo el bulbo que al secarse toma un color dorado, blanco o rojizo. 

Cebolla fresca
Foto: Mi móvil

Se cree que la cebolla es originaria de Asia central, aunque también hay fuentes que aseguran que procede del Norte de África. Hay noticias del uso de la cebolla desde el año 3.000 a.d.c. y se sabe que fueron muy consumidas por griegos, egipcios y romanos. Estaban convencidos de que su consumo aumentaba la fuerza de los soldados. Se cree que fueron los romanos los que las introdujeron en el resto de Europa y países mediterráneos. 

Variedades o tipos de cebolla:

  • Babosa. Es la variedad más temprana que se siembra en España, entre mayo y julio. Es dulce y la más apreciada para consumir como cebolleta o cebolla fresca.
  • Blanca. Debe su nombre al color de las capas externas de su piel. Es de sabor suave
    Cebolla blanca
    Foto: Mi móvil

    y se utiliza más para guisos que para consumir en crudo.

  • Calçot. Son esas cebolletas finas, cubiertas de tierra y que se consumen asadas a la brasa y acompañadas de una salsa. Su origen es catalán.
  • Cebolletas. Son todas aquellas cebollas finas, recolectadas de forma temprana, que no han desarrollado el bulbo y que se consumen en crudo.
  • Chata. Toma el nombre de su forma achatada. Tiene un sabor fuerte y picante que la hacen muy apreciada en los platos horneados.
  • Chalota. Escalonia, echalote o cebolla francesa que se caracteriza porque no tiene un solo bulbo, sino multitud de ellos bajo su piel dorada. Muy utilizada en la cocina y para la confección de guisos y salsas.
    Cebolla chata
    Foto: Mi móvil

  • Dulce de Fuentes. Cebolla con denominación de origen (comarca Fuentes de Ebro), piel blanca y un picor casi imperceptible.
  • Liria. Recibe el nombre de la localidad valenciana de donde es originaria. Es una cebolla de alta productividad de las llamadas de media estación, entre las tempranas y las tardías.
  • Grano de Oro. Es la más cultivada y consumida en España. Cebolla de invierno con una piel brillante y dorada, de buena conservación y picor característico de la cebolla.
  • Perla. Es esa cebollita del tamaño de una aceituna, blanca y que vemos normalmente macerada en vinagre.
  • Morada. Son cebollas redondas y de buen tamaño que se utilizan sobre todo en la cocina, aunque dan un toque de colorido en las ensaladas.
  • Recas. Su nombre deriva de la ciudad toledana donde comenzó a cultivarse. Procede de la variedad Grano de Oro y tiene unas características similares a ella, aunque de menos tamaño. La comunidad de Castilla-La Mancha ha creado la marca “Cebolla de
    Cebolla Grano de Oro
    Foto: Mi móvil

    la Mancha” que abarca la producción de más de 350 municipios en las provincias de Toledo, Cuenca, Ciudad Real y Albacete.

Cuando se corta una cebolla se rompen sus células y se produce una sustancia llamada sulfóxido de tiopropanal que irrita nuestra nariz y ojos y “nos hace llorar”, esto se evita si se trocea bajo un chorro de agua. Este fenómeno es una acción defensiva del bulbo frente a posibles depredadores.

Producción en 2011 millares de t
Según FAO[2]
País Cebollas secas Cebollas frescas
y Chalotas
Total
China 24.700.000 813.000 25.513.000
India 15.929.642 15.929.642
EE. UU. 3.360.970 3.360.970
Irán 2.496.701 2.496.701
Turquía 2.141.373 153.823 2.295.196
Rusia 2.122.740 2.122.740
Corea del sur 1.939.600 1.939.600
Argentina 1.070.000 549.500 1.619.500
Japon 1.520.016 482.143 1.602.159
Brasil 1.523.316 1.523.316
México 1.398.851 77.755 1.476.606
España 1.307.531 43.964 1.351.495

    Propiedades de la cebolla
    La mejor forma de consumir la cebolla es en crudo, de esta manera el funcionamiento del páncreas, hígado y vesícula se ve altamente mejorado, al igual que la acción digestiva que este bulbo ejerce sobre nuestro estómago.  Se considera la cebolla como un auténtico alimento-medicina.

    Las propiedades de la cebolla son incontables y aquí, para no cansaros, reflejaré solamente las más importantes:

    • Diuréticas. Por su alto contenido en agua y fibra está muy indicada en pacientes que padezcan de gota, problemas de próstata, insuficiencia renal, hipertensión. Dado su bajo contenido en grasas y azúcares es muy conveniente su inclusión en dietas de adelgazamiento.
    • Expectorantes y bactericidas. Es de gran utilidad en procesos catarrales, resfriados, faringitis, bronquitis y todo tipo de afecciones del aparato respiratorio. Un remedio de la abuela consiste en trocear una cebolla y colocarla en la mesita de noche para mejorar la respiración y calmar la tos.
    • Fluidificantes de la sangre. Debido a la presencia de alicina y aliina entre sus componentes, que tienen la capacidad de fluidificar la sangre y actuar por tanto como antitrombóticos, mejora la salud cardiovascular evitando la formación de trombos y mejorando la hipertensión. Combate eficazmente la arteriosclerosis y el colesterol.
    • Antibióticas. Por su contenido en compuestos sulfurosos posee una buena acción bactericida y es un buen remedio natural contra las infecciones.
    • Antiinflamatorias. Gracias a la quercitina y a otros muchos componentes que contiene, la cebolla resulta muy indicada en procesos inflamatorios intestinales, como la enfermedad de Crohn.
    • Antioxidantes. Debido también a la quercitina, flavonoide muy abundante en la cebolla, es muy adecuada para ayudar al sistema inmunitario a combatir procesos alérgicos derivados del polen. 

    Se han realizado estudios en Suiza que han revelado que el consumo habitual de esta hortaliza puede llegar a disminuir en más de un 20% la osteoporósis


    Cebolla morada
    Foto: Mi móvil

    COMPOSICIÓN NUTRICIONAL POR 100 G DE CEBOLLA CRUDA
    Energía
    40 Kcal.
    Agua
    90%
    Carbohidratos
    8.4 g
    Grasas
    0.2 g
    Proteínas
    1.10 g
    Fibra
    1.9 g
    Potasio
    165 mg
    Azufre
    68 mg
    Fósforo
    30 mg
    Calcio
    22 mg
    Magnesio
    9 mg
    Hierro
    0.25 mg
    Vitamina C
    6.8 mg
    Vitamina B1
    0.05 mg
    Vitamina B3
    0.4 mg
    Vitamina B6
    0.15 mg
    Vitamina E
    0.12 mg


    Source: blog frutas y hortalizas

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *